jueves, septiembre 09, 2021

Muerte


Si no nos determinanos a tragar de una vez la muerte y la falta de salud, nunca haremos nada... ¿Qué va en que muramos?... y creed que esta determinación importa más de lo que podemos entender, porque de muchas veces que poco a poco lo vamos haciendo, con el favor del Señor quedaremos señores del cuerpo.

Auclair, Marcelle. (1991). La vida de santa Teresa de Jesús. Madrid: Ediciones Palabra. Colección Arcaduz. Pág. 66

 

Vigilantes


 

Todos los que militáis

debajo de esta bandera,

ya no durmáis, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

Si como capitán fuerte

quiso nuestro Dios morir,

comencémosle a seguir,

pues que le dimos la muerte.

Oh, qué venturosa suerte

se le siguió de esta guerra!

Ya no durmáis, no durmáis,

pues Dios falta de la tierra.

Con grande contentamiento

se ofrece a morir en cruz

por darnos a todos luz

con su grande sufrimiento.

Oh glorioso vencimiento!

Oh dichosa aquesta guerra!

Ya no durmáis, no durmáis,

pues Dios falta de la tierra.

No haya ningún cobarde!

Aventuremos la vida!

Pues no hay quien mejor la guarde

que el que la da por perdida.

Pues Jesús es nuestra guía,

y el premio de aquesta guerra.

Ya no durmáis, no durmáis,

porque no hay paz en la tierra.

Ofrezcámonos de veras

a morir por Cristo todas

y en las celestiales bodas

estaremos placenteras.

Sigamos esta bandera,

pues Cristo va en delantera.

No hay qué temer, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

No hay qué temer, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

Todos los que militáis debajo de esta bandera ya no durmáis, no durmáis, pues que no hay paz en la tierra. Si como capitán fuerte quiso nuestro Dios morir, Comencémosle a seguir pues que le dimos la muerte. ¡Oh qué venturosa suerte se le siguió de esta guerra! Ya no durmáis, no durmáis, pues Dios falta de la tierra. ¡No haya ningún cobarde! ¡Aventuremos la vida! Pues no hay quien mejor la guarde que el que la da por perdida. Pues Jesús es nuestra guía, y el premio de aquesta guerra. Ya no durmáis, no durmáis, porque no hay paz en la tierra” Mine coins - make money: http://bit.ly/money_crypto


Mine coins - make money: http://bit.ly/money_crypto

 

Todos los que militáis debajo de esta bandera ya no durmáis, no durmáis, pues que no hay paz en la tierra. Si como capitán fuerte quiso nuestro Dios morir, Comencémosle a seguir pues que le dimos la muerte. ¡Oh qué venturosa suerte se le siguió de esta guerra! Ya no durmáis, no durmáis, pues Dios falta de la tierra. ¡No haya ningún cobarde! ¡Aventuremos la vida! Pues no hay quien mejor la guarde que el que la da por perdida. Pues Jesús es nuestra guía, y el premio de aquesta guerra. Ya no durmáis, no durmáis, porque no hay paz en la tierra” Mine coins - make money: http://bit.ly/money_crypto


Mine coins - make money: http://bit.ly/money_crypto

 

Contemplación

 


 (...) Teresa va a probar al mundo que la contemplación es la más poderosa palanca de la acción. (...)

Auclair, Marcelle. (1991). La vida de santa Teresa de Jesús. Madrid: Ediciones Palabra. Colección Arcaduz. Pág. 124

 

Ganar el cielo

 


El cielo se gana mediante la obediencia y el olvido de uno mismo, no por deseo de gracias sobrenaturales; los arrobamientos y los éxtasis acreditan la bonda de Dios, pero no nuestras perfecciones.


Auclair, Marcelle. (1991). La vida de santa Teresa de Jesús. Madrid: Ediciones Palabra. Colección Arcaduz.Pág. 126.

Negación del alma

 


El amor se alimenta con sacrificios. Cuanto más se niega el alma las satisfacciones naturales, tanto más desinteresado se vuelve su cariño.

Teresa de Lisieux. (1994). Historia de un alma. Colombia: San Pablo; pág. 289-290

Solamente el abandono (vida de fe)

 

Ahora lo que me guía es solamente el abandono, ¡no tengo otra brújula! Ya no puedo pedir nada ardiéntemente, excepto el cumplimiento perfecto de la voluntad de Dios en mi alma sin que las criaturas puedan ponerle obstáculos.

Teresa de Lisieux. (1994). Historia de un alma. Colombia: San Pablo; pág. 289-290


Vivir de amor / soledad

Vivir de amor vivir es de tu vida,
glorioso Rey, delicia de los cielos.
Por vives oculto en una hostia,
por ti también, Jesús, vivir quiero escondida.
Soledad necesitan los amantes,
que hablen sus corazones noche y día.
Me hace feliz tan sólo tu mirada, ¡vivo de amor!
 
Santa Teresa de Lisieux
Poesía 17, Vivir de Amor

Apostolado - Oración

 


La oración es el cáliz que se llena. El apostolado, el cáliz que se derrama. El amor que se llena es la oración. El amor que se derrama a los demás es el apostolado. Es el pensamiento de Santo Tomás de Aquino: el apostolado consiste en "entregar a los demás lo descubierto en la contemplación".

TM, SJ (privado)

Fuente de la imagen: https://es.aleteia.org/2020/07/30/descubrir-a-dios-de-fiesta/

¿Qué son los APUNTES?

 

 


Simplemente son apuntes de textos de las lecturas espirituales, que me impresionan y ayudan en mi interior. Son como pequeñas meditaciones para el andar en la vida, contemplando a la Virgen, contemplando al Señor.  

El texto de la imagen.

Un ideal

[El cristiano] sólo tiene un ideal: vivir de amor para morir de amor y eternizarse en Dios en el amor (...) El Evangelio se lo enseña: la santidad es amor. No penidentecias, austeridades, éxtasis, ni siquiera el martirio si no lo anima el amor.

(Documentos privados)

Fotografía: https://www.cathopic.com/es/photo/4511-hombre-joven-desde-alturas

miércoles, septiembre 08, 2021

Amor

 

  1.  Pero Dios, que es rico en misericordia, movido del excesivo amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos por el pecado, nos dio vida juntamente con Cristo (Ef. 2, 4-5)
  2. Nos amó y por nosotros se entregó a la muerte (Ga 2,20) (Ef 5,2)
  3. Y el amor es lo que mide el valor de una vida. Una gran vida es un gran amor. Una pobre vida, un pobre amor. Una vida miserable, un amor miserable. (privado)

 

El alma se alimenta sólo de Dios


Hijos míos, todos los seres de la creación tienen necesidad de alimentos para vivir: a este fin, Dios hace crecer los árboles y las plantas; es una mesa muy bien servida a la cual acuden todos los animales en busca de alimento apropiado. Mas es necesario que el alma se nutra. ¿Dónde está su alimento?... Hijos míos, cuando Dios quiso dar alimento a nuestra alma para sostenerla en su peregrinación por este mundo, paseó su mirada por las cosas criadas y no encontró nada digno de ella. Entonces se concentró en sí mismo y resolvió entregarse... El alma no puede alimentarse sino de Dios. Sólo Dios puede bastarle. Sólo Dios puede llenarle. Fuera de Dios nada hay que pueda saciar su hambre.


Trochu, Francis. (1988). El Cura de Ars. Madrid: Ediciones Palabra. p.394

 

 

martes, septiembre 07, 2021

El hombre no le ama


"El otro día, exclamaba en una plática de sus primero años, volvía de Savigneux. Los pajaritos cantaban en el bosque. Yo me eché a llorar. ¡Pobres animalitos!, decía, Dios los ha criado para cantar y cantan... ¡El hombre, que ha sido hecho para amar a Dios, no le ama!" (San Juan María Vianney)

Francis Trochu. (1988). El Cura de Ars. Madrid: Ediciones Palabra. p.621

Adviento - Encarnación


Jesús es el Camino y la Meta. El Camino, por su Humanidad, Viaqua innus. La Meta, por su Divinidad, Patria quo innus... El Verbo, permaneciendo en el Padre, es la Verdad y la Vida. Vistiéndose de carne, se hace Camino, factum est via. Te hace alcanzar la misma Divinidad.

San Agustín

 

 

El sacerdote vive para amar

 

El sacerdote es, ante todo, una persona que ha conocido el amor, el sacerdote es un hombre que vive para amar: para amar a Cristo y para amar a todos en Él, en cualquier situación de vida, incluso dando la vida.

Anton Luli, SJ. (15/11/1996). L'Osservatore Romano en español, 8 (592).

Ganar almas para Dios

 

Padre mío, le preguntó un día un joven misionero al santo cura [san Juan María Vianney], si Dios le diese a escoger entre subir al cielo enseguida o trabajar como lo hace en la conversión de los pecadores, ¿qué haría usted?

- Me quedaría.

- ¡Pero en el cielo los santos son tan dichosos! ¡Allí no hay penas ni tentaciones!

- Sí, replicó; los santos son muy felices, pero gozan ya de sus rentas. Han trabajado mucho, pues Dios castiga la pereza y no premia sino el trabajo; pero no pueden como nosotros ganar almas para Dios con penas y sufrimientos...

Francis Trochu. (1988). El Cura de Ars. Madrid: Ediciones Palabra. p. 629.

Presencia de Dios.



Dios está gloriosa y misteriosamente presente en la creación, como el Señor que reina sobre ella. Para descubrirlo, necesitamos hacer silencio, escuchar y contemplar. #TiempoDeLaCreación

Twitter del Papa Francisco, del 6 de setiembre de 2021

miércoles, abril 21, 2021

EL AMOR A JESUCRISTO


El amor a Jesucristo comunica a sus amadores una total indiferencia, de tal forma que se les hace todo igual, lo dulce y lo amargo. Con igual paz se emplean en las cosas grandes que en las pequeñas; en lo que les mortifica, lo mismo que en lo que les halaga; les basta entender que en esto agradan a Dios.

San Alfonso Marìa de Ligorio

Práctica del Amor a Jesucristo
Cap. 7 p.40
CIRCA-MAR, Arequipa, 1996

AMOR A TODOS

El alma que vive enamorada de Dios, ama a todos los que Dios ama, como son nuestros prójimos; y así con voluntad amorosa y conforme a sus fuerzas busca el modo de ayudar, consolar y dar gusto en cuanto puede.

S. Alfonso María de Ligorio.

Práctica del Amor a Jesucristo
p-34 Cap. 6
CIRCA-MAS
Arequipa, 1996

Lo más visto